El drama a rayas.

Además: descalza y en corpiño. Así, nunca iba a saber si me iba a quedar bien realmente. Pero era negro, a rayas blancas, nada fuera de lo normal. Nada modía salir pal.

Anocheceres al óleo

Cuando el sol baja, en Tel Aviv parece como si la ciudad entera inmediatamente bajara dos tempos, todo se pone más lento, a la velocidad del sol y su descenso.

Escapar x2

No pude evitarlo -tampoco quise- y me escapé de nuevo, otra vez, una vez más. No será la última, ni la primera.

Las partes de Praga

Encontrarme a Dalí, tan extraño y desubicado en la ciudad Checa, cuando yo andaba tan extraña y desubicada conmigo misma, fue la conexión que necesitaba.

Buenos Aires fuera de foco.

Un viaje de veintiún horas en un avión viejo con ceniceros en los baños y los asientos duros burlándose de nuestra ansiosa espera. La búsqueda infraganti del Uber en el estacionamiento de Ezeiza y el comentario del conductor (¿uberista?): “si es la primera vez que viene a Argentina tiene que probar la carne, aunque… ¿es... Leer más →

Soy un hada

Un día me vi en el espejo con mis alas puestas y corroboré mis sospechas: soy un hada. Yo pensaba que era bruja, pero no. No lo soy. Soy hada. Aunque mi amiga S me dijera que era obvio, yo no me había dado cuenta antes. Ni porque mis más cercanos me dijeran “campanita” ¡Hasta... Leer más →

Me Muevo.

Me muevo, otra vez. Sin llamarla ni prepararla llegó la hora de partir una vez más, de dejar otra cuevita para siempre. Es como un reloj, un período exacto, una rutina de mi vida que ya no puedo controlar. Esto de partir. Y ya no me cuesta tanto… Duele un poquito el corazón pensando en... Leer más →

4.20 de la Madrugada.

Ahora entiendo porque algún día iba a necesitarte, porque me ibas a hacer falta y porque, en los aturdidos momentos en los que solo quiero correr y escapar, apareces nítidamente en mis pensamientos.

La Ciudad De Los Muertos

Las imágenes son revueltas, confusas, llenas de gente y de arena. Hay muchas fotografías de las calles transitadas sin sentido y me trae a la memoria los ruidos de la ciudad. Fotos en formato 3x4, parecen como diapositivas, con una mancha de grasa en la película, producto de los ya gastados ejes de mi ya gastada cámara. Un aturdido registro de mí aturdido viaje.

Tres años «afuera»

Hoy se cumplen tres años de estar afuera. Tres años ya! Mierda... sin planearlo o poner un recordatorio en mi almanaque lo recuerdo. Si, ha sido de esas grandes cosas que uno siente que hace en su vida. Y revolviendo, revolviendo, entre mis pensamientos, recuerdos, fotos y textos, encuentro éste, que escribí el primer año... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: